Edición distribuida de ManageEngine OpManager

Las organizaciones y las empresas por lo general se expanden al fusionarse o adquirir empresas. Los más grandes retos serían fusionar las culturas corporativas y, por supuesto, las dos redes de equipos. Cuando esto sucede, la red se distribuye en redes locales, oficinas sucursales, redes de consumidores (en caso de MSP), centros de datos y en la nube. Las redes robustas pueden suponer muchos costos de manejo y ser difíciles a la hora de solucionar problemas. Cuando se trata de organizaciones, es necesario adoptar un enfoque de monitoreo equilibrada de las redes distribuidas con respecto a su disponibilidad y el uso del ancho de banda.

 

Retos en la monitoreo distribuida:

  • Control centralizado: Monitorear varios sitios remotos desde una ubicación central con un control específico de Probe para visualizar los problemas de rendimiento.
  • Mantenimiento de redes: Para los administradores de redes remotas y centrales es todo un desafío mantener la red y resolver los problemas en esta.
  • Barrera idiomática: Ver las estadísticas específicas del idioma en el sitio de Probe y central para los administradores con base en distintas ubicaciones.

Cómo OpManager simplifica la monitoreo de red distribuida:

OpManager implementa una arquitectura robusta de Probe-central que hace posible escalar como y cuando una empresa crezca y se expanda, sin comprometer la confiabilidad. Los Probes se ajustan en los sitios remotos y el servidor central está diseñado para proporcionar la visibilidad requerida de la red en las ubicaciones, notificar sobre el estado de la red y el estado de rendimiento de varios Probes remotos. 

 

 Dashboard central intuitivo:

El dashboard del servidor central proporciona datos generales sobre el estado y rendimiento de la red en los Probes y ayuda a visualizar los problemas de desempeño en toda la infraestructura de TI y también para un sitio remoto específico.

.

Monitoreo a escala:

Ahora, usted puede ver la página de capturas de un dispositivo que pertenece a un Probe desde el cliente web del servidor central. Monitoree las métricas de rendimiento críticas como la disponibilidad, el uso de CPU, el espacio de disco y el uso de la memoria de Probes específicos.

 

 

Vista integral del Probe:

El probe implementado en cada sitio realiza todas las tareas de escalamiento de la red como descubrimiento, mapeo y monitoreo de fallos, y se comunica con el servidor central ubicado en el centro operativo/NOC/centro de datos.

Control del idioma específico para el Probe:

Supere las barreras idiomáticas al ver las estadísticas en el Probe y la central en su idioma preferido.
 

Se puede cambiar el idioma específico para el Probe o la central sin comprometer las estadísticas de la red.

Beneficios de utilizar OpManager para el monitored de red distribuida

  • OpManager elimina la necesidad de implementar actualizaciones y configuraciones individuales para cada sitio remoto. Los cambios hechos en la central se reflejan en todos los Probes.
  • Se reduce el costo de mantenimiento de las aplicaciones gracias a las actualizaciones inteligentes del Probe desde el servidor central.
  • El sitio remoto de Probe se puede monitorear desde la central, lo que ahorra tiempo y recursos humanos.
  • Se pueden configurar los Probes con base en el idioma, lo que elimina el problema de la barrera idiomática.
  • El esquema de licencias de OpManager para el Probe se puede compartir con sitios remotos, a diferencia de nuestros competidores, cuyas licencias de Probe son específicas para las ubicaciones y se limitan a dicho Probe.