Gestión de operaciones de TI unificada

Gestión unificada ITOM

La gestión de las operaciones de TI es un proceso bien definido destinado a ayudar a los administradores de TI a sacar el máximo provecho de su infraestructura de TI. Algunos de los componentes clave del proceso de gestión de las operaciones de TI son:

Si bien cada proceso de gestión de las operaciones de TI tiene herramientas separadas disponibles en el mercado que pueden utilizarse para garantizar su aplicación eficiente, existe una creciente necesidad entre los administradores de TI de aplicar un enfoque de gestión de red unificada a las operaciones de TI, principalmente debido a los siguientes desafíos que enfrenta un administrador de TI al utilizar herramientas separadas para cada uno de estos procesos.

1. Alternar entre múltiples aplicaciones

La gestión de las operaciones de TI no es un proceso único. Es una combinación de múltiples procesos. Esto significa que, para implementar la gestión integral de la infraestructura de TI, un administrador de TI tiene que cambiar constantemente entre las diversas herramientas utilizadas para cada uno de estos procesos.

Si bien este proceso proporciona a los administradores de TI la perspectiva necesaria del funcionamiento de la infraestructura de TI, les impide ver el panorama general. También requiere esfuerzo y tiempo extra, y ocasionalmente hace que los administradores de TI omitan actualizaciones clave de una herramienta mientras se concentran en otra.

2. Garantizar actualizaciones consistentes en la red

Cuando se realiza una actualización en un dispositivo, el administrador de TI tiene que garantizar que esta actualización se refleje en las múltiples herramientas de gestión de operaciones de TI. Este proceso plantea dos retos importantes:

  • El problema del esfuerzo manual: Los administradores de TI tienen que actualizar manualmente la información en todas y cada una de las herramientas que intervienen en la gestión de las operaciones de TI. Esta actividad no es escalable si se realizan cambios en múltiples dispositivos.
  • El problema de la inconsistencia del cambio: Dado que la eficiencia de la gestión de las operaciones de TI depende de la capacidad de los administradores de TI para consolidar los datos de múltiples herramientas y llegar a un panorama más amplio, si los cambios son inconsistentes entre las múltiples herramientas, la información de monitoreo/gestión proporcionada por las diversas herramientas también será inconsistente.

    Esto creará inconsistencias en el ciclo del proceso de gestión de operaciones de TI y hará que la organización sea incapaz de obtener los mejores resultados de su proceso de gestión de operaciones de TI.

3. Obtener la cantidad correcta de visibilidad

La visibilidad que ganan los administradores cuando usan diferentes herramientas de gestión de operaciones de TI es moderada en el mejor de los casos. La recopilación de los datos y las informaciones detalladas que proporcionan las diversas herramientas de gestión de operaciones de TI para obtener una mayor visibilidad de la eficiencia general de la infraestructura de TI es un proceso tedioso y difícil.

4. Establecimiento y gestión de alertas y notificaciones

El objetivo principal de un proceso de gestión de operaciones de TI es identificar los fallos para que los administradores de TI puedan corregirlos antes de que causen pérdidas comerciales. Esto se hace principalmente mediante la activación de alertas y notificaciones cuando algo sale mal.

El problema de disponer de múltiples herramientas para los diversos procesos de gestión de operaciones de TI es que cada una de esas herramientas tiene su propia estructura y tecnología de notificación.

Esto lleva a:

  • Añadir perfiles de notificación manualmente en cada herramienta. El administrador de TI tiene que crear manualmente las notificaciones para los dispositivos y/o casos de uso en cada una de las herramientas. Esto requiere un esfuerzo y una gestión manual.
  • Mantener un inventario de perfiles de notificación. Los perfiles de notificación creados para los escenarios/dispositivos tienen que ser consistentes. El administrador de TI también tiene que mantener un inventario separado de las configuraciones de notificación para poder evaluar eficientemente el problema que se ha producido en la infraestructura de TI.

5. Manejo de los complejos desafíos de la gestión de fallas

No gestionar sus perfiles de notificación conduce a una gestión de fallos ineficaz. Con diferentes herramientas que tienen diferentes perfiles de notificación, el administrador de TI tiene el reto de correlacionar las notificaciones de varias herramientas, encontrar los dispositivos afectados, volver a las herramientas necesarias y llevar a cabo las operaciones de gestión de fallas requeridas.

Ejemplo: Supongamos que un servidor se vuelve inactivo y tiene que ser puesto activo restaurando la copia de seguridad. Para ello, el administrador necesita implementar una configuración y restaurar los servidores directamente.

Normalmente, el administrador de TI recibe una notificación de "servidor inactivo" de la herramienta de gestión de red, va a la herramienta de gestión de la configuración y pulsa en los detalles de configuración del servidor de respaldo para revertir la configuración del servidor. Después de todo esto, el servidor finalmente se restaura.

6. Abordar las complejidades de las licencias múltiples

Un aspecto importante del trabajo con las diversas herramientas en la implementación del proceso de gestión de las operaciones de TI es la gestión de las licencias de las diversas herramientas involucradas.

El problema de tener múltiples herramientas para la gestión de las operaciones de TI es que:

  • Los administradores de TI tienen que supervisar los detalles de la licencia de cada una de las herramientas individualmente. Esto trae de nuevo el problema de la consistencia, ya que los administradores de TI tienen que garantizar de que todos los dispositivos, monitores y parámetros esenciales están licenciados para cada una de las herramientas requeridas.

    Si no se garantiza esto, algunos dispositivos esenciales no serán monitoreados/gestionados por una herramienta debido a la falta de disponibilidad de una licencia. Esto puede interrumpir la visibilidad que el administrador de TI tiene en el dispositivo/monitor en particular.
  • Si cada una de estas herramientas tiene diferentes modelos de licencia, mantener un inventario y hacer un seguimiento de cada una de las licencias por separado puede ser una enorme molestia. Por supuesto, las organizaciones siempre tienen la opción de invertir en una herramienta de gestión de licencias, pero eso sólo aumentará los costos de la gestión de operaciones de TI.

7. Tratar con funciones de integración heterogéneas de diversas herramientas

El objetivo de una estrategia de gestión de operaciones de TI cuidadosamente elaborada es combinar los conocimientos clave de los procesos individuales (monitoreo de la red, monitoreo de las aplicaciones, análisis de los firewall, gestión del ancho de banda, etc.) para llegar a una visión holística del rendimiento de la infraestructura de TI. Esto ayudará a los administradores de TI a aislar y solucionar los fallos y a sacar el máximo provecho de cada peso invertido en su infraestructura de TI.

Para lograr esto, la integración es un aspecto clave. La integración en sí misma puede clasificarse en dos secciones:

  • Integración intrafuncional: Integración con componentes de gestión operativa de TI como el monitoreo de redes, el análisis de firewall, la gestión de la configuración, la gestión del ancho de banda y el tráfico, la gestión de direcciones IP y puertos de switch, la gestión de redes, el monitoreo de aplicaciones y la gestión del almacenamiento..
  • Integración externa: Integración con ITSM, comunicación y otras herramientas externas como ServiceNow, Slack, AlarmsOne, etc. para convertir los datos de monitoreo obtenidos de la herramienta de gestión de operaciones de TI en elementos accionables y resolver los fallos de TI.

Cuando se utilizan múltiples herramientas para la gestión de las operaciones de TI, cada una de ellas puede tener su propio conjunto de integraciones internas o externas. El concepto de intra-integración entre varios procesos se echa por la borda en la mayoría de los casos, excepto cuando se compran varias herramientas al mismo proveedor.

Tener diferentes integraciones externas también es problemático. Por ejemplo, la herramienta de gestión de la red y la gestión de la configuración podría estar integrada en dos herramientas diferentes de ITSM. Esto dificulta la gestión de las fallas y hace que los tickets de servicio se dividan en consecuencia, causando un caos para los ingenieros de asistencia. También requiere que las organizaciones inviertan en herramientas adicionales para ayudar a las operaciones avanzadas de gestión de fallas.

OpManager Plus: Gestión de operaciones de TI unificada y más allá

OpManager Plus es una solución ded gestión de operaciones de TI (ITOM) unificada que reúne toda la gestión de operaciones bajo un mismo techo.

Obtenga una visión holística de toda la infraestructura de TI con dashboards y vistas de NOC

OpManager reúne todos los procesos de operaciones de TI en una sola consola. Esto significa que los administradores de TI pueden integrar en una sola consola los widgets y gráficos críticos de varios procesos, como la gestión de la red, la gestión de la configuración, la gestión del puerto de switch, etc.

Con las vistas del centro de control de red (NOC), la visibilidad de todo el proceso de gestión de operaciones de TI se profundiza. Los administradores de TI no sólo obtienen la imagen completa de una pantalla, sino que también pueden ser testigos de su actualización en tiempo real.

Dashboard and NOC view

Operaciones interfuncionales de gestión de fallas de TI con flujos de trabajo

Con la función de flujo de trabajo de OpManager Plus, puede realizar actividades básicas de gestión de fallos a nivel de gestión de operaciones de TI. Las funciones avanzadas del flujo de trabajo le permiten ejecutar operaciones de gestión de fallas tanto a nivel de gestión del rendimiento de la red como de gestión de la configuración desde un único diagrama de flujo de trabajo.

Workflow and fault management

Alertas centrales y notificaciones

OpManager Plus permite a los administradores configurar perfiles de notificación de forma universal en todos los procesos de gestión de operaciones de TI. Esto le ayuda a garantizar que cuando aparezcan varios mensajes de alerta, cada uno se gestione adecuadamente.

Un único perfil de notificación puede utilizarse en múltiples instancias. Cuando se reciben múltiples notificaciones para un problema particular desde múltiples herramientas, llevar el control de qué notificación es para qué dispositivo puede ser caótico. Sin embargo, con los perfiles de notificación, todo esto puede evitarse.

Central alerts and notifications

Modelo de licencias unificado

A diferencia de la mayoría de los proveedores, OpManager Plus sigue un modelo de licencia única para múltiples procesos de gestión de operaciones de TI. Este modelo simplificado elimina la necesidad de comprar licencias individuales para los procesos de gestión de las operaciones de TI y la molestia de tener que hacer un control de los diversos modelos de licencias para los distintos procesos/herramientas.

Integración con herramientas externas

OpManager Plus lleva la gestión de las operaciones de TI más allá de la simple detección y aislamiento de los fallos. Desde una única consola, permite que las alertas de varios procesos de gestión de operaciones de TI se conviertan en elementos accionables mediante la integración con varias herramientas externas, incluidas las herramientas ITSM, las herramientas de gestión de alarmas, las herramientas de comunicación, etc.

Esto permite que las alertas se conviertan en elementos accionables y ayuda a los administradores de TI a tomar medidas para resolver las fallas identificadas de manera mucho más proactiva, ahorrando esfuerzo físico y mental, así como dinero.

Integrating with external tools